Los empleados del servicio municipal de grúa de Sevilla, operado por una unión temporal de empresas (UTE) compuesta por Talleres y Automóviles Diego y Tranfocar, se manifestaron en el Ayuntamiento durante el pleno ordinario de diciembre, como parte de los paros parciales que están llevando a cabo. Estos paros tienen una duración de dos horas cada uno, programados entre las 00 y las 02 horas, las 8,30 y las 10,30 horas, y las 18,30 y las 20,30 horas; y se llevarán a cabo los días 20, 22, 23, 24, 26, 28, 29 y 30 de diciembre, así como los días 2, 4, 5, 6 y 7 de enero.

Los servicios mínimos establecidos por la Consejería de Empleo y Empresa incluyen una grúa para el turno de noche, entre las 00 y las 02 horas, y dos grúas para los paros en los otros dos turnos, entre las 8,30 y las 10,30 horas y las 18,30 y las 20,30 horas de cada día de huelga.

El motivo de la huelga se debe a que, según los representantes sindicales de la plantilla, la entidad gestora del servicio no está cumpliendo con el acuerdo alcanzado en abril en el seno del Sercla, para resolver el conflicto laboral que surgió con la nueva adjudicación del servicio.

En la convocatoria de la huelga anterior, el sindicato denunció que la UTE Grúa Sevilla, liderada por el Grupo SSG, no había respetado las condiciones laborales de los trabajadores de la empresa anterior, y los había incorporado a un convenio colectivo diferente, lo que resultó en la pérdida de derechos económicos y sociales para los empleados.

A pesar de un acuerdo temporal para aplicar el convenio colectivo de la empresa anterior, la plantilla acusa a la empresa de incumplir de manera reiterada sus compromisos, incluyendo el no respeto a la resolución judicial que determine el convenio aplicable.

Además, el comité de huelga denuncia el incumplimiento de los acuerdos relativos a los contratos de relevo, la imposición de cláusulas abusivas de movilidad geográfica y la instalación de sistemas de videograbación en el lugar de trabajo, lo que vulnera los derechos a la intimidad y la imagen de los trabajadores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *