La Audiencia de Sevilla confirma la absolución de un hombre acusado de acoso laboral a su empleada en un establecimiento comercial de El Cuervo. A pesar de que se demostraron los comentarios despectivos dirigidos a la denunciante durante once años, la justicia no ha acreditado un patrón sistemático de hostilidad y acoso psicológico prolongado en el tiempo.

La sentencia, emitida por la Sección Primera de la Audiencia de Sevilla, responde a un recurso de apelación presentado por la mujer contra la sentencia del Juzgado de lo Penal número nueve, que absolvía a su antiguo jefe del presunto delito de acoso laboral.

El tribunal reconoció que el acusado, para quien la denunciante trabajaba como dependienta desde 2004 hasta su baja laboral en 2015, le dirigió frases humillantes como «eres una inútil, no sirves para nada, estoy hasta los cojones, quítate la bata y vete a la puta calle» en varias ocasiones. También se comprobó que el hombre hizo comentarios sobre el aspecto físico de la mujer, llegando incluso a pedirle que oliera su aliento por si olía a alcohol.

A pesar de la demanda presentada por la mujer y el posterior acuerdo de extinción de contrato mediante un despido improcedente, la Audiencia desestimó el recurso de apelación de la empleada, argumentando que los hechos denunciados no alcanzan la entidad requerida para considerarlos como un delito de acoso laboral.

En resumen, la sentencia inicial que absolvía al acusado ha sido confirmada, ya que no se ha probado una situación sistemática de hostilidad y acoso psicológico prolongado en el tiempo, como exige la jurisprudencia para considerar un delito de acoso laboral.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *